#coseresmisuperpoder

COSERESMISUPERPODER

 

... es el hashtag que uso siempre en Instagram.

Y no sólo lo uso porque mola, pero porque sinceramente es un superpoder. Saber coser o cualquier manualidad es un superpoder. Que nadie diga lo contrario.

Coser y tejer se consideran "post-apocalyptic life skills" - necesario para sobrevivir después del Cataclismo, pero no quiero ir tan lejos. En mi vida diaria pre-Cataclismo también tiene muchas ventajas...

1. Me ahorro dinero

No siempre es así, pero en muchos casos sí que me ahorro dinero, teniendo en cuenta la calidad de la tela, la construcción - muchas de nosotr@s cuidamos más la construcción que en las fábricas - y las condiciones de trabajo.

2. Tengo ropa que me gusta

mis prendas - mi estilo

Tengo el poder de hacerme la ropa que a mí me gusta y en que me siento bien. En los colores que a mí me gustan... No estoy sometida a las modas que nos imponen las fashionistas o los marketeers...

3. Me llena de orgullo

Y es algo muy importante. Coser es mi superpoder!
Un pantalón? Listo! Una camisa? Toma! Un vestido? Pan comido!

Cuando doy el último pespunte, o paso por última vez con la plancha, me siento #feelingaccomplished , hábil, útil...

Y cómo me gusta cuando la gente me dice que les gusta mi vestido y puedo decir que me lo he hecho yo... Y sus caras de sorprendidas e impresionadas... Me encanta!!! ;-)

4. Aprendo

Cada vez que embarco en un nuevo proyecto, hay truquillos o técnicas que aprendo. Puede ser que aprendo cómo ajustar una costura princesa, coser sin alfileres o nuevas palabras o ordenes de construcción. Da igual... Pero hay que usar el cerebro para mantenerlo en forma.

Kitty estudiando

5. Me relajo

Cuando me pongo a coser, mi alrededor deja de existir. Me concentro en lo que están haciendo mis manos... No hay espacio para preocuparme o para pensar en problemas. Es un refugio mental... Y a veces lo necesito.

5. Estoy más consciente de las condiciones de trabajo

Hace unas semanas "Salvados" emitió un programa dedicado a las circunstancias de muchos trabajadores en el sector 'textil', desvelando las condiciones inhumanas que rigen en muchas empresas...

Como costurer@s, conocemos el esfuerzo que require hacer ropa, sabemos que require muchos conocimientos y técnica, y que la gente que trabajan en las fábricas, no reciben lo que merecen.

6. Aprecio calidad

En nuestra epoca de Fast-Fashion, hemos perdido el sentido de lo que es ropa de calidad. Nuestros padres y abuelos compraron un abrigo para llevarselo durante años y años. Lo mismo con zapatos, trajes... Eran inversiones. Entonces era necesario tener ropa de calidad. Ahora la tendencia es: me lo pongo y me lo tiro.

Y esa consciencia se traslada a toda mi vida. No busco cantidad, busco calidad.

Si eres como yo y coses lentamente, no quieres que tus esfuerzos sólo duran 3 lavados.  Además no quiero tirar a la basura ropa que he hecho yo, me duele... Profundamente... Ropa hecho por mí que por alguna razón he dejado de ponerme (sea por que he cambiado de talla o por que mis gustos han cambiado) se van destinados a tiendas de segunda mano o a un centro de acogida. Y siempre espero que alguien la pueda usar y que la disfrute...

7. Tengo amigas costureras

última quedada costurera en Bilbao

Vanessa, Maider, yo y Miren en Bilbao en diciembre.

Cuando mudé a España hace 5 años, no tenía ningún amigo aquí. Llegábamos con nuestra furgoneta y estuvimos solos. Poco a poco conocímos a nuestros vecinos, a algunos padres en el cole de mi hijo, y me hice algunas amigas en la Universidad en que cogí un curso. Pero nuestros contactos sociales, eran escasos.
Pasé mucho tiempo en casa, sola, y cosiendo. Buscando ideas para coser, me encontré con la comunidad costurera en España y poco a poco me atreví a dejar comentarios, a hacer contactos. Y en poco tiempo he conocido a mucha gente que tiene la misma afición/adicción que yo, con quien quedo 2 o 3 veces al año. Mimamos las telas juntas, nos volvemos locas por algún patrón, cosemos juntas, tenemos retos en Instagram... En fin, como un club de costura, pero virtual y en todo el país...

En fin, aprender a coser me ha aportado muchísimo en mi vida (a parte de una casa en perpetua estado de desorden).

¿Cómo lo veís vosotr@s? ¿Qué os aporta la costura?

 Feliz costura!

Wendy de CoserCosas


6 comentarios

  • nada aprendo y satisfacion

    nancy
  • Precioso post, has reflejado todas las cosas maravillosas que tiene este superpoder.
    bss

    ana5059
  • Si, la casa en eterno desorden también es algo que me ha aportado a mi jajaja. Ahora en serio, coser a mi gusto, con calidad, cuando quiero y como quiero… No tiene precio. ¡Y eso que aún soy una principiante! Pero disfruto con cada proyecto, incluso con los que salen mal ;-)

    Padawan Costuril
  • Es que llevas razón en todos y cada uno de tus puntos. No puedo estar ma´s de acuerdo en que #coseresmisuperpoder. El poder de transformar y crear del plano bidimensional. Y lo mejor lo de las amigas, verdad? Besazosssss

    Miren
  • Qué bonito post Wendy!!! Me ha encantado!!!
    La costura ha sido mi refugio para crear, mis alas para soñar y la excusa perfecta para conocer gente como tu!! Nunca hubiera pensado que una máquina de coser pudiera llevarme tan lejos. Me encanta coser!!!!! #coseresmisuperpoder

    Maider

Dejar un comentario