Cómo hacer el dobladillo invisible?

Siempre tardo mucho en acabar los bajos de las prendas que hago. No sé porque, creo que es porque cuando empecé a coser, es lo que más miedo me daba, y lo que más me costaba en hacer bien.

Ahora no tengo miedo de los bajos, pero, esa pereza me persigue... Cuál es vuestro punto débil en la costura?

 Si pinchas en las fotos, aparecerán más grande en el medio de la pantalla.

El dobladillo que más me gusta en los bajos de vestidos y pantalones es el dobladillo con pespunte invisible.

Para hacerlo hay 3 maneras diferentes, una a mano y dos a máquina, que en esta entrada os voy explicando y enseñando. Como siempre, la perfección nace de la práctica, y con los dobladillos no es diferente. Pero una vez dominando estas técnicas, los dobladillos no te darán pereza y acabarás tus costuras más rápido y descosiendo menos!

Preparación

La preparación para las 3 maneras es igual a la preparación de cualquier dobladillo:

 

 

 Marcamos la altura del dobladillo. Se puede hacer con algún marcador, con alfileres o hasta con un pespunte (temporal)

 

 

 

     

       

       

      Dependiendo del acabado que queremos, doblamos la tela una o dos veces. 

       

        

       

       

      Coser el dobladillo

      A mano

      La primera manera de hacer el dobladillo es a mano. Lleva más tiempo pero tiene el acabado mas fino.
      Yo lo considero como terapia relajante. Me pongo en el sofa y veo alguna serie o peli mientras hago el dobladillo.

       

       

       

       

       Cogemos la tela con el bajo hacia abajo y trabajamos desde la izquierda hacia la derecha.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Insertamos la aguja en el dobladillo sin salir al lado bueno.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Movemos la aguja por encima del dobladillo y otra vez insertamos la aguja de derecha a izquierda, teniendo mucho cuidado de sólo coger uno o dos hilos de la tela.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Otra vez bajamos la aguja, insertamos desde la derecha hacia la izquierda, teniendo cuidado de sólo coger el dobladillo y que la aguja no sale al lado bueno.

       

       

       

       

       

      Así seguimos hasta que se termina el dobladillo.

       

       

       

       

       

      Con prensatela y pespunte de dobladillo invisible

       

       


       

       

      Preparamos el dobladillo como antes, pero antes de coser, doblamos la tela otra vez, hasta aproximadamente 1 cm del borde del dobladillo.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Elegimos el pespunte y arreglamos la anchura a nuestro gusto.

       

       

       

       

       

      Bajamos la aguja de la máquina hasta que casi toca la tela y ajustamos la posición de la tela de tal manera que al lado izquierdo del pespunte la aguja solamente coge 1 o 2 hilos.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Con mucho cuidado cosemos el dobladillo. Cuanto más hilos cogemos por la izquierda, cuanto más se ve las puntadas al lado bueno.

       

       

       

       

       

       

       

      El resultado es un dobladillo que casi no se nota al exterior de la prenda. Cuanto más hilos de la tela se coge en el lado izquierdo del pespunte, cuanto mas largo será el pespunte visible al exterior.

       

       

       

       Con prensatela normal y pespunte zig-zag

      La última manera es igual al anterior pero usando el prensatela normal y un pespunte zigzag.

      Recomiendo escoger un zigzag largo y ancho por comodidad.

       

       

       

      Posicionamos la aguja en el lado izquierdo lo mas cerca posible a la pliegue y cosemos con tranquilidad y mucho cuidado.

       

       

       

      Seguimos cosiendo todo el dobladillo.

      Para asegurar las puntadas, sacamos los dos hilos hacia un lado y hacemos un nudo.

       

       

       

       

       

       

      El resultado es un dobladillo casi invisble, sin la necesidad de tener una máquina avanzada, pero con un pespunte básico, que hay en cada máquina de coser.

       

       

       

       

      Y HECHO!

      Cuál es vuestr@ acabado favorito de bajos?

      Hay otra técnica de costura que quereís ver en un tutorial?


      1 comentario

      • Jejeje no eres la unica, para mi tambien es un punto debil acabar los dobladillos, creo que porque solo sabia hacerlos a mano y siempre me da pereza. Practicaré el método de máquina con el prensatelas de dobladillo invisible a ver que tal se me da. Mil gracias pir el tutorial!!!

        marta

      Dejar un comentario